Una mujer de fe confía

Una mujer de fe confía

Una mujer de fe que ora y espera, confía en Dios.

Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará.

Salmos 37: 5

Confiar es depender a ciegas sabiendo que Dios estará en control de toda situación y circunstancia. En la vida no estamos exentas de situaciones, o dificultades. El ser mamás cristianas no nos coloca en una burbuja de que todo será color de rosa, fácil y bueno.

Si estas aquí leyendo, y sientes que tu vida ha sido muy difícil quiero decirte que yo también he vivido momentos duros. Momentos en los que uno puede llegar a pensar, “pero y porque a mí?”

En mi caminar con el Señor he aprendido, a que no importa la situación que este ocurriendo a mi alrededor, mi confianza esta puesta en Dios. En que he confiado es un Dios que es fiel, es un Dios justo, es mi Sanador, es mi Proveedor, es mi Cuidador.

En los días buenos, confía en Dios.

En los días difíciles, confía en Dios.

La confianza no esta basando en sentimientos o emociones, si no mas bien es una convicción. En saber en quien has creído. Es entender que aunque yo aún no pueda ver lo que deseo, se que Dios esta obrando y colocando todo en orden.

Pero que hago para aprender a confiar en Dios?

  1. Lee su palabra: ahí encontrarás todas las promesas que Dios tiene para nosotros. Anota, subraya o ten cuadros con estas promesas para que puedas memorizarlas o recordarlas a diario. Mientras más conozcas, más razones tendrás para confiar.
  2. Ora: ya lo hemos dicho en el pasado post de Una mujer de Fe Ora. Pero la oración trae paz a tu vida. La oración nos cambia, a nosotras mientras esperamos la contestación a esa oración.
  3. Comparte y habla con otras personas de fe: El rodearte de personas que confíen en Dios te ayudarán a fortalecer tu fe. Así como el estar aquí siendo parte de Inspiraciones para Mamá, busca rodearte de información que te animen a confiar en Dios.

No hay nada peor que una persona triste y todo lo que escuche, lea y se rodee de tristeza. Jamás saldrá de esa tristeza. Igualmente es necesario buscar y rodearnos de fe. Confiar es algo que lo aprendemos en nuestro caminar con Dios. Hay veces que nos cuesta, que se nos hace difícil confiar o no tener el control.

Como mamás nosotras estamos en control en nuestros hogares, de la limpieza, de la comida, de la compra, de las reglas y creo que por siempre estar en control se nos hace difícil entregarle el control de nuestras vidas a Dios. Pero es algo que mientras más conocemos a Dios, más confiamos en que si Dios esta en control todo estará bien.

Si aun no has leído los post acerca de Una Mujer de fe te invito a leerlos. Una mujer de fe: Sueña, Ora, Espera. (puedes presionar cada uno)

Colección Ora. Confía. Espera

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s