Una mujer de fe ora

Una mujer de fe ora

Una mujer que ama a Dios es una mujer de oración.

Si amas a Dios, la oración tiene que ser fundamental en tu vida. Y no es algo que haces por obligación, no es algo que hacer por cumplir con tu iglesia. Es algo que nace de tu corazón.

Cuando oramos estamos reconociendo que no puedo hacerlo sola. Y no me refiero a que sea incapaz o que sea menos que otra persona. Me refiero a que reconocemos que somos dependientes de Dios en todas las áreas de nuestra vida.

Y soy dependiente de Dios por elección o por decisión. Porque sin Dios en nuestra vida, nada somos, nada podemos hacer.

…pero si uno de ustedes se separa de mi, no podrá hacer nada.

Juan 15:5 (TLA)

La oración me hace tomar mejores decisiones, por lo que transforma y restaura nuestra vida. La oración no cambia a Dios, el sigue siendo Dios. La oración me cambia a mí.

Segundo, al orar, le entrego todo a Dios, mis ansiedades, preocupaciones, deseos, sueños, etc

 No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. 
Así Dios les dará su paz
 Filipenses 4:6-7 (TLA)

Nosotras las madres siempre tenemos mucho que hacer, en realidad nunca nos detenemos de trabajar. Y esto puede traer a nosotras exceso de ansiedad y preocupaciones. Que pueden causar otros efectos en nuestra salud, en nuestra familia, en nuestro humor y demás. Pero cuando oramos y le decimos a Dios como nos sentimos y le entregamos todos esos sentimientos, él nos llena de su paz. Una paz que no entendemos pero que proviene de él.

Tercero, sé que Dios escucha mi oración y tendré respuesta a su tiempo.

Y así como sabemos que él oye nuestras oraciones, también sabemos que ya nos ha dado lo que le hemos pedido.

1 Juan 5:15 (TLA)

Ninguna oración es al aire. Podemos tener la seguridad de que Dios esta atento a nuestro clamor. Pero sus tiempos nos son nuestros tiempos. De esto hablaré más en detalles en el post Una mujer de fe espera.

Te quiero compartir algunas cosas que los pastores escuchamos a menudo sobre la oración y quizás te puedas identificar con alguno o algunos de estos:

Es que no se porque cosas orar

Por todo!! Esto es una de las preguntas comunes que podemos encontrar a la hora de orar. No sabemos ni que orar. Cuando en realidad debemos orar por todo y en todo tiempo. Aquí te menciono algunos ejemplos aunque en otros post entraré más en detalles.

Ora por tu esposo o pareja, por tu hijos, por tu trabajo o el de tu esposo, por tu familia, por salud, por cada decisión que tengas que tomar, al levantarte, al salir, al acostarte.

Por ti misma, por tu corazón, para que puedas escuchar su voz y conocerle más, para que cada día te conviertas en una mujer conforme a su corazón, para que Dios te de sabiduría al criar a tus hijos. En fin, por todo!

“Es que me da sueño cuando oro”

Para orar no necesitas estar en cierto lugar ni en cierta posición, ni tan siquiera con tus ojos cerrados. Orar es hablar con Dios y el esta contigo donde quiera que vayas. Así que puedes orar en tu carro, en la ducha, mientras lavas los platos o doblas la ropa, en fin, en todo tiempo. Es ese gran amigo que siempre esta contigo para escucharte.

“Es que yo no sé orar”

Esto esta fundamentado en el error que cometen muchas personas en las iglesias de utilizar palabras rebuscadas a la hora de orar. Una oración no es mejor que otra por su palabrería. Dios mira el corazón. Háblale como tu eres y como hablas con cualquier persona. Pero háblale. El esta esperando oírte. Mientras más lo hagas en privado mejor lo harás en público. Esa es la clave.

“Realmente no tengo tiempo ni para orar”

Ya te mencioné que puedes orar en cualquier momento y lugar. Házlo en el tapón de camino al trabajo o de regreso a casa. Mientras tomas una ducha. El tiempo que te tomes tampoco determina si Dios te escuchará o no. Si me estas leyendo y quisieras comenzar a orar, hazlo con poco, lo importante es hacerlo. Pero mientras lo hagas todos los días, iras sintiéndote más cómoda y luego ya será parte de ti.

Así escuchamos a muchas dar excusas para no orar. Hoy puedes decidir hacer algo diferente y comenzar una vida de oración. Una mujer de fe necesita orar.

Si hoy comienzas a orar quiero que luego me cuentes como ha sido tu experiencia. Si ya eres una mujer de fe, escríbenos en los comentarios “tips”o ideas para hacerlo.

A mi me gusta siempre tener libretas, papeles y bolígrafos de colores para anotar y por eso he diseñado este Diario de Oración (presiona el enlace) que puedes escribir tanto virtual desde tu computadora o teléfono aunque también puedes imprimirlo y crear un Diario o Journal personal de oración.

Si te gustó, compártelo!

Colección Ora. Espera. Confía

Diseñada por nosotros para Inspiraciones Designs
Makeup Bag Ora Espera Confía
Taza de 11 onzas Ora Espera Confía

One thought on “Una mujer de fe ora

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s